La plaga del Tamboril azul se ceba con los pescadores de las islas

Como ya sabéis, nuestra tienda es punto de reunión de marineros, pescadores profesionales, buceadores o simples aficionados de domingo, en definitiva hombres de mar.
Pues desde hace unos meses el tema común de todos ellos no es otro que la plaga de Tamboriles o Lagocephalus lagocephalus azul que afecta al mar de nuestras islas canarias.

El más común mente conocido como pez globo es una especie que habita nuestros mares desde que tenemos conciencia y, así como las fulas o los pejes verdes o las viejas es uno de los más comunes de nuestras costas y nunca había causado problemas, hasta ahora.

¿Por qué?
Pues bien, la respuesta es sencilla y es que no se sabe de dónde vienen o si se trata de una sobre reproducción de la especie, el caso es que nos enfrentamos a una plaga que se extiende por todo el espacio atlántico que ocupan las islas canarias, además, en esta epidemia de Tamboril azul se puede apreciar un incremento en el tamaño, pues no se trata de los pequeños peces globo a los que estamos acostumbrados sino de pece que pueden alcanzar el kilo y medio de peso.

¿Dónde está el problema?

Y vosotros os preguntaréis ¿y qué pasa si hay más tamboriles que de costumbre en nuestras aguas? ¿en qué molestan a los pescadores?
El problema radica en que , como ya sabréis, esta especie cuenta con una dentadura un tanto especial, que al igual que su capacidad de llenarse de aire e hincharse, los caracteriza.
Con sus prominentes paletas, los tamboriles se están encargando, como si de una mafia que intenta de salvar al mar de los anzuelos se tratase, de romper todos y cada uno de los apaños que se encuentran a su paso, evitando así que las jornadas de los pescadores sean productivas, saboteando días de pesca y causando pérdidas económicas a los mismos, además de una pérdida de paciencia importante.


Un problema añadido
Al problema de la desesperación de no pescar nada y perder el material de pesca se une el hecho de que esta variante de la especie a la que se enfrentan nuestros hombres de mar es el Tamboril Azul, como hemos mencionado en líneas superiores y esta es una especie tóxica, es decir, que si entre todo el destrozo conseguimos pescar a uno de estos peces globo no tenemos garantizada la cena, pues la piel de estos pequeños ladrones no es apta para el consumo.

 

Muchos de nuestros clientes están indignados y alegan que no volverán a salir a pescar hasta que está plaga se haya retirado de nuestras cosas ¿ tú qué opinas? ¿Te ha pasado?
Cuéntanos tu experiencia con los tamboriles en los comentarios

Guardar

Guardar

Guardar

Un pensamiento en “La plaga del Tamboril azul se ceba con los pescadores de las islas”

  1. Esperemos que no se peguen a tierra y destrocen todo el litoral ni la fauna que nos rodea. desde los 400 metros de fondo hasta unos 40 metros de fondo me los e tropezado y siempre encima o alrededor de fondo rocoso seguro q buscando comida. Me imagino que las demas especies de animales marinos tendran que huir de las fuertes bolas de tamborines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *